Nota Informativa acerca de MARCANET

Les informamos a todos nuestros clientes y lectores, que desde hace tres semanas existe un retraso en la actualización de la base de datos del Servicio de consulta externa sobre información de marcas (MARCANET) del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial aparentemente la institución esta cambiando de proveedor de servicios de la base de datos, por lo tanto es probable que no vean reflejados los números de sus expedientes marcarios de manera inmediata u otra información presentada ante el Instituto, no obstante las fechas de presentación y derechos de prioridad serán respetados aún que no aparezcan aún en el sistema.

El IMPI aún no ha manifestado cuanto tiempo durará el problema,.

Agradecemos su atención.
Atentamente
Giménez & Asociados Abogados, SC

 

Nuevo Director en el IMPI

Autor: Lic. Rafael Giménez Camacho

Después de la polémica desatada en relación a que si Jorge Amigo Castañeda había renunciado al cargo de Director del IMPI que venía ocupando desde hace ni mas ni menos 18 años y que este organismo había quedado acéfalo (lo cual fue cierto), finalmente el Presidente Felipe Calderón nombró a un nuevo Director que no es sorpresa para muchos y que su nombre ya sonaba entre los pasillos del IMPI: José Rodrigo Roque Díaz quien había ocupado ya el cargo de Director Jurídico de la Dirección General del INDAUTOR y quien además ocupó el cargo de Subprocurador Fiscal Federal de Investigaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Es de reconocerse la gran labor realizada por Jorge Amigo Castañeda durante la gestión de su dirección no cabe duda, pues no solo publicó y diseñó con su equipo la vigente Ley de Propiedad Industrial, sino que además puso a México en el mapa de los principales estrados internacionales de Propiedad Intelectual, siempre participativo en las controversias de particulares en las que se prestaba para fungir como conciliador entre las partes y por consiguiente con grandes anécdotas.

A la renuncia de Jorge Amigo le han seguido las de funcionarios de gran capacidad y que fungían como directores y subdirectores de áreas y que esperadamente podrían ser nombrados en sus cargos nuevamente, pero esto aún es una interrogante, difícil labor la del IMPI capacitar a tantos funcionarios de los cuales depende su actividad, la experiencia en Propiedad Industrial no se adquiere de un día para otro, sobre todo por la leve pero existente homogeneidad entre las leyes federales y los tratados internacionales y mas aún por los criterios de las autoridades que cada vez armonizan mas con el ámbito internacional.

Mi mayor reconocimiento a Jorge Amigo Castañeda por su gestión y los mejores deseos a José Rodrigo Roque Díaz quien tiene la capacidad para dar seguimiento y continuidad a lo realizado en el difícil pero no imposible rumbo a la seguridad jurídica en el área de la Propiedad Intelectual y el combate eficaz a la piratería.

Bajo la dirección de Jorge Amigo Castañeda el organismo otorgó 770 mil 14 solicitudes de marca; 118 mil 722 patentes; dos mil 310 modelos de utilidad, y 27 mil 226 diseños industriales. Se realizaron 23 mil visitas de inspección a petición de parte y 27 mil 435 de oficio. Derivado de las visitas de inspección a petición de parte, se aseguró un total de 74 millones 710 mil 978 productos presuntamente infractores, con un valor aproximado de 351 millones 244 mil 463 pesos.

 

Havana Club es de Cuba

Autor: Lic Rafael Giménez Camacho

Cuba gana el registro de la marca en España

La acción interpuesta por Grupo Bacardi para obtener la nulidad del registro de marca de ron Havana Club en España llegó a su fin después de 12 años, la historia comenzó desde que a José Arachabala, SA la cual es una empresa de Grupo Bacardi le expropiaron la marca los cubanos en el triunfo de la revolución, posteriormente Havana Club Holding y la francesa Pernod Ricard mediante un Joint Venture registraron la marca, habiendo sido concedida por la oficina de marcas y patentes española, ahora después de varios años Grupo Bacardí demandó sus derechos sobre la marca pero la Corte Suprema de España ratificó la sentencia que ya había dictado el Tribunal, en el sentido de que ya había prescrito su derecho a la acción de interponer una demanda en contra de dicho registro.

La expropiación de la marca se debió a que el nombre de la isla no podría usarse como marca al firmarse así un tratado internacional entre España y Cuba en 1979.

Quince años deben ser suficientes no solo para darse cuenta que un derecho ha sido transgredido, sino también para interponer su demanda, ¿descifran el cabo suelto?

Pagina 2 of 2
1
2