Festejemos el día de la Propiedad Intelectual en México.

Autor: Lic. Rafael Giménez Camacho

VivaEl pasado 26 de abril se celebró como cada año el día de la Propiedad Intelectual en casi todos los países miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la manera en que nuestras autoridades del IMPI celebraron el día no fue precisamente con gorros y serpentinas, sino con trabajo y no es para menos, pues México requiere resultados inmediatos siendo la Propiedad Intelectual una de las principales áreas estratégicas para su desarrollo, siendo así participaron activamente en el Séptimo Congreso Mundial sobre la Lucha Contra la Falsificación y Piratería en la cual se tuvo la presencia de la INTERPOL, siguiendo la tendencia el Director del IMPI se reunió en México con la Sra. Marie-Flore Johnson de la sección de Protección de la Propiedad Intelectual del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en cuya reunión se trataron temas como el combate a la piratería y particularmente el compromiso de fomentar la colaboración entre autoridades para que en México se implementen estrategias de mayor impacto, para lo cual Estados Unidos brindará asistencia a nuestras autoridades.

Siguiendo el ejemplo de nuestras autoridades, es que a continuación expongo algunas reflexiones a manera de “collage” (es decir sin ningún orden entre los temas) que considero que si bien no son una radiografía exacta, si nos dan una brevísima orientación del rumbo de México en lo que a Propiedad Intelectual se refiere:

1) Regalías en la lista equivocada del PIB. En la lista negra de ingresos del país se “dice” (porque al ser negra la lista no hay cifras exactas) que la piratería ocupa uno de los tres primeros lugares de este ranking. Tal vez no es que los mexicanos carezcamos de inventiva, porque la historia demuestra lo contrario, tal vez sea el poco fomento y los precarios recursos que el Gobierno destina a esta actividad. Se dice entre voces que el IMPI ha adquirido un gran capital con el paso de los años pues es un órgano con patrimonio propio, sin embargo no se sabe porque estos recursos se mantienen bajo el resguardo de la institución en vez de ser aplicados a fomentar las prácticas de Propiedad Intelectual con mayor rigor. ¿Que van a hacer con esos recursos? y mas aún ¿Cuanto tiempo seguirán en este limbo financiero?

2) Parecería mas productiva IBM que todo México. Los mexicanos registramos 190 patentes en todo 2012, a manera de darnos una idea acerca de si son muchas o pocas tan solo la empresa IBM registró en el mismo año mas de 6,478 patentes. Tal vez el número tan bajo de patentes mexicanas atienda a la falta de confianza de los inventores con nuestras instituciones. Es pertinente preguntarnos si los inventores mexicanos no acostumbran registrar por temor al plagio, por el alto precio que representa para un inventor o simplemente si es por desconocimiento de los efectos jurídicos y comerciales de una patente registrada, la pregunta obligada es ¿Cuanto dinero deja de percibir el país en regalías que pudieran ser licenciadas no solo en México sino en otros países?

3) Los mexicanos pagamos regalías, pero no las cobramos. Las empresas mexicanas pagan regalías a países extranjeros por la importación de Know How (entendida como las leyes fiscales lo enuncian: “experiencia de negocio”) y uso de patentes y marcas, no por nada las Franquicias extranjeras tienen una gran presencia en México, cuanto ingresará México al PIB por la licencia del uso de patentes y marcas en países extranjeros con un registro tan bajo como el que aparece en el punto 2) anterior? ni hablar del numero de patentes que pudieran estar homologadas en el extranjero porque el numero sería menor aún. Los empresarios mexicanos han pasado de largo que grandes emporios empresariales internacionales han iniciado con una patente bien explotada que los hace cotizar en la Bolsa de Valores y sobre todo las ventajas que en cuestión de licitaciones gubernamentales una patente representa;

4) El tequila si es de México, pero no de los mexicanos. Tequila, Amatitá, Arandas, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas son las localidades certificadas con la denominación de origen del producto denominado “Tequila”, en los últimos años las marcas mas importantes que distinguen este producto identificado con la cultura mexicana se han vendido a empresas extranjeras, tal es el caso que Tequila Sauza, es propiedad de Beam (Fortune Brands); Tequila Viuda de Romero de la francesa Pernord Ricard;  Tequila Cazadores es de Bacardí; y hace poco la estadounidense Brown Forman Corporation compró a Tequila Herradura.

Para desgracia de todos los mexicanos las denominaciones de origen atienden a las características de la locación de donde se obtienen los productos en este caso el agave y no así de las características culturales de su población, por lo tanto queda la pregunta ¿Cual es la nacionalidad del Tequila si por su zona Geográfica es de México y las empresas que lo explotan  son mexicanas pero subidiarias de holdings extranjeras?;

5) La falta de educación en Propiedad Intelectual en México. No deberían ser un tabú ni tema exclusivo de unos cuantos, los Derechos de Propiedad Intelectual si son una protección pero también una herramienta útil para los productos y servicios de los empresarios mexicanos, es cierto que las autoridades deberían velar porque los derechos de Propiedad Intelectual no fuesen plagiados y lo debería de hacer de oficio, pero también lo es que solo algunos empresarios mexicanos saben como hacer un uso efectivo de estos derechos.

6) No todo es miel sobre hojuelas con el IMPI. Las autoridades en su intención de aumentar el número de marcas registradas ha abierto oficinas regionales del IMPI que funcionan como satélites receptores de solicitudes de registros, sin embargo creo que el problema no esta en el numero de solicitudes que reciba el IMPI, sino en que los empresarios sepan que efecto tiene el registro de su marca, no se trata solo de obtener el registro de una marca, sino de saber que es lo que están protegiendo, como cuidar la marca para evitar que ésta caduque, etc. No puedo dejar de mencionar que en efecto el IMPI hace su labor informando a los solicitantes de una marca de manera, aunque de manera paupérrima y el tema se pone peor cuando Profeco publica “Convertir tu producto o servicio en una marca registrada es sencillo sólo necesitas un nombre, un logotipo, algunos documentos, dinero y mucha paciencia.” y si en ciertos casos lo es, sobre todo cuando se trata de un distintivo que poca gente quiere, lo difícil es que su registro sea oponible a terceros, suficiente para proteger sus intereses y útil para distinguir los productos o servicios.

7) La falta de protección de marcas mexicanas en el extranjero. En los últimos años México ha tenido algunos reveses en lo que a protección y mantenimiento de derechos de marcas se refiere mas allá de las fronteras, por citar un ejemplo la marca PEMEX fue plagiada hace un par de años en Estados Unidos y el proceso aún no concluye, pero no se queda ahí el problema, vamos mas allá cuando una marca de cerveza llamada “Maduro” de procedencia Estadounidense reproduce de manera idéntica el escudo nacional, México se ha limitado a que el Cónsul de la localidad haga una llamada de atención diplomática esperando que sea suficiente para evitar el uso, por supuesto que a la fecha no solo el fabricante hizo caso omiso, sino que además adquirió mayor fama.

8) El Protocolo de Madrid en confusión total. El tratado internacional al cual se adhirió México desde hace un año precisamente fue puesto en marcha hace dos meses, la falta de información al público en general sigue causando una gran confusión, y esto no es otra cosa mas que un juego de palabras que tal vez a las autoridades del IMPI les ha faltado aclarar, pues se puede ver un gran numero de títulos de publicaciones como estos:

“Empresas mexicanas ya podrán registrar marcas en el extranjero”
“Se reconoce el derecho de marcas mexicanas internacionalmente”
“México ya podrá registrar marcas en el extranjero”

Nada de lo anterior es totalmente cierto, todo se reduce a que “Desde México se pueden solicitar registros de marcas en los países miembros de la OMPI y viceversa, países miembros de la OMPI desde sus países podrán solicitar el registro de sus marcas en México”  y muy importante aclarar que cada proceso seguirá las leyes de cada país, ergo solo se debe entender que la presentación se podrá realizar desde otro país, pero el proceso atenderá al principio de soberanía de cada país y por lo tanto de su Ley aplicable.

Esclareciendo el mito: 1) Las empresas mexicanas siempre han podido registrar sus marcas en países extranjeros (hay excepciones pero es por regla general); 2) No existe un registro internacional como tal todos atienden a las leyes de la materia de cada país; 3) El derecho reconocido a las marcas mexicanas en otros países desde antes en la mayoría de los países miembros de la OMPI atiende a dos casos: a) El derecho de prelación de un registro que es de 6 meses; y b) El derecho de anular una registro que se haya usado con anterioridad. Cada caso sigue sus propias reglas.

9) Chicaneada del Cónsul Mexicano en Japón. Por la propia naturaleza de la Ley SOPA es que su proceso de introducción se le ha dado un tratamiento de carácter confidencial en todos los países en los que dicho modelo ha sido propuesto, pero nuestro país se pasó de la raya cuando un día por la mañana por cierto en tiempos de elecciones se publicó que el Cónsul de México en Japón había firmado el Tratado, situación que puso a todos los usuarios de las redes sociales en contra de la firma pues carecía de toda lógica el hecho de que el Tratado ni siquiera tuviera una traducción al español que se pudiera considerar aceptable, juristas voltearon al Senado a solicitar una aclaración pues nunca se informó acerca de la ratificación, aprovechando el revuelo y la supuesta confidencialidad que el asunto merecía no fue sino hasta después de dos días que el Senado anunció que el Tratado no había sido ratificado por dicha Cámara, tal y como la Constitución lo señala para que México sea parte del Tratado y que consecuentemente el Tratado se considere vigente. Así es que las autoridades mantuvieron en estado de incertidumbre en plenas elecciones a las redes sociales que tal vez son los afectados de manera mas directa, lo cierto es que las elecciones presidenciales dejaron de ser el tema principal durante ese término y parece que el tema de Propiedad Intelectual en Internet fue el pretexto perfecto para que millones de jóvenes bajaran la tensión que el evento provoca en el ánimo.

10) Nos toca a los abogados.  En este post ya regañé a todos menos a mi gremio, que obviamente no nos quedamos atrás, pues a decir verdad hasta antes del Protocolo de Madrid poco se ocupó de los clientes nacionales, claro por ser la regla general existen excepciones. En conclusión no tenemos nada que festejar, sigamos trabajando y preparándonos que la innovación, la ciencia, la tecnología y el mismo comercio son partes fundamentales para el desarrollo del país.