Las 180 opciones para registrar una marca

Autor: Lic. Rafael Giménez Camacho
Twitter: @rafagimenezc

A pesar de que la legislación actual no permite el registro de marcas atípicas como lo podrían ser las marcas olfativas, en México existen cuatro tipos (nominativas, innominadas, mixtas y tridimensionales) para cada una de las 45 clases lo cual da un total de 180 opciones para registrar una marca lo cual como puede notar existe una gran variedad de opciones a primera impresión, sin embargo solo de una a cuatro opciones para cada producto o servicio serían realmente efectivas para obtener el derecho deseado para su marca, obtener en registro de una marca puede parecer sencillo, sin embargo no lo es por ello la OMPI en cada edición de la Clasificación de Niza reorganiza a aquellas clases que no están funcionando como debieran de esta manera se pule y se mejora la clasificación con nuevos productos y servicios.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial hace bien su parte al informar a los interesados en registrar su marca la mejor forma en que podría hacerlo, sin embargo antes de iniciar el procedimiento de registro debe estar consciente que el IMPI no tiene ninguna obligación mas allá que haberle brindado la asesoría de ventanilla por lo tanto no responderá en caso de que el registro no resulte como usted lo requiere, aunque parezca no es sencillo clasificar pues muchos de los litigios que se suscitan en los tribunales son a causa de ello. A manera de ejemplificar exponemos el siguiente caso:

Un caso común es no saber que tipo de marca es la que se debe registrar, generalmente los problemas se suscitan porque el solicitante cree que la marca de tipo mixta (nombre y logo) es la que mas protegerá su marca, esto es erróneo el criterio de los Tribunales ha sido que solo un isotipo debe ser tomado en cuenta que será el que predomine en su distinción entre el dibujo o logo y el nombre, esto no significa que este mal registrar la marca mixta, sino que puede no ser la protección que usted requiere. Para resolver esto se debe atender a un adecuado estudio de búsqueda de disponibilidad de la marca y los propósitos que tendrá con ella que solo un experto podrá resolver con todo respeto al IMPI las señoritas son muy amables en proporcionar información pero no son expertas.

Solo se sabe que una marca ha sido bien registrada cuando al momento de defender su derecho ya sea en caducidad, nulidad o infracción administrativa se pueda hacer efectivo ese derecho, parece ser que solo cuando se pone a prueba es cuando sabemos si se registró bien, pero lo cierto es que si se invierte en una marca que no ha sido bien registrada se correrá con el riesgo de ensanchar la cartera de un tercero o en el mejor de los casos tener que pelear por su propia marca durante un término aproximado de tres años.